La página web de un podcast

Ahora que parece que se está mejorando el podcasting y que cada vez vienen mejores proyectos, es un buen momento para dar unas pinceladas de lo importante que es la página web de un podcast. En general, las webs de los podcast cumplen con su cometido. Pero me he llevado alguna que otra sorpresa.
El podcast es un medio de comunicación de contenidos, pero que se pueden consumir en situaciones dispares, por lo que es posible que se quiera consultar algo de lo que se ha comentado en el podcast en otro momento. Incluso recomendar a alguien, que no tenga un conocimiento medio del podcasting, un podcast . De ahí lo importante de una página web para un podcast. Dependerá de la temática del podcast, pero creo que podré adaptarlo:

1) La dirección web: yo soy muy friki y cada vez que añado un podcast también lo añado a mis favoritos de mi navegador web, pero no todo el mundo es así y la primera vez que se busca un podcast también puede ocurrir que, debido al medio elegido o nombre de la url, no se encuentre entre los primeros puestos en los buscadores. Con un dominio único y genuíno todo es más fácil y en el futuro también (por si se quiere cambiar de gestor de contenidos -blogger, wordpress, posterous…etc.- o tenerlo en  un alojamiento propio).  Siempre lo digo a modo de recomendación, pero suele coincidir que los buenos proyectos tienen un dominio propio.
2) El diseño: es mejor invertir más tiempo en el contenido que en lo bonito que queda la web. Lo importante es cómo ofrecer los contenidos para que el visitante lo pueda consumir y no haya dudas a la hora de conseguir la información. Lo bueno de los gestores de contenidos gratuitos para páginas web es que están plagados de buenas plantillas que se pueden modificar. Ya se irá poco a poco modificando el diseño hasta que quede como se quiera y cumpla con todas las necesidades (de los podcasters y de los oyentes), pero sin prisas.
3) Las páginas: cada web de un podcast debería tener al menos 3 partes: la página principal, la página sobre “acerca de” y una página de contacto. No he puesto una con los medios de suscripción porque ya estarán visibles en la barra lateral de todas las páginas. En la página sobre “acerca de” se puede tener un poco de información del podcast y explicar quién son los integrantes del mismo. Pero se podría dividir en dos páginas si se quiere. En cuanto a la de contacto, con un formulario y el correo valdría, pero añadir las redes sociales en las que se puede encontrar el podcast completa muy bien esta sección.
4) La barra lateral: tanto los medios de suscripción como las redes sociales del podcast deberían tener cabida ahí. Y siempre un reproductor que recopile los episodios del podcast. El resto debe ser complementario. A mí, por ejemplo, no me agrada tener que ir buscando en esta barra métodos de contacto o información del podcast, siendo más intuitivo y rápido crear una página con esa información.
5) Suscripciones: a parte de dejar claro dónde poderse suscribir, es importante que se separe el feed del podcast con el del resto de la web, si es que va a tener publicaciones a parte de las correspondientes a cada episodio. A parte del feed tipo feedburner para el podcast, iVoox e iTunes son de obligado enlace. A partir de ahí, los canales a añadir que sean al gusto del podcaster.
6) Las entradas de cada episodio: aquí depende mucho de la temática del podcast. Un podcast de humor simplemente necesita comentar a grandes pinceladas de lo que constará el programa, pero si entramos en otros contenidos como series, tecnología, cultura o magazines añadir los enlaces de los temas destacados y de las personas que colaboran mejora la calidad de la web del podcast.
7) Reproductor para cada episodio: esto no creo que fuera necesario ni recordarlo. En cada post de cada podcast, debería incluirse al final un reproductor para poder disfrutar del contenido sin tener que salir de la web. Aunque se edite el audio añadiendo esta información para poder observar la “sinopsis” del episodio, los enlaces en la web aumentan la interacción con el oyente.
8) Interacciones con los oyentes: en primer lugar, las redes sociales reciben más feedback de lo que hacen los comentarios en la propia web. Al menos se debe tener un perfil en Twitter y una fan page en Facebook. Si se quiere abrir el abanico, pues mejor. Cuidar los comentarios también mejora ese feedback. Se debería contestar a los comentarios generados en el blog. Aunque sean sólo felicitaciones.
9) Accesibilidad: hay que intentar cuidar que la web sea accesible. Aunque no lo sea completamente. Al menos añadir ciertas etiquetas que permitan navegar a cualquier persona por el site. Este apartado es el menos conocido para mí y me encantaría poder conocer más el tema.

No llega a ser un decálogo (aunque podrían añadirse más puntos seguramente), pero es básico para que todo podcast tenga una página web eficiente. Se que puede ser algo tedioso y más aún en este mundo en el que se hacen las cosas por “amor al arte”, pero vale la pena. Hay que recordar que el podcasting necesita difundirse y, cuanto más fácil se lo pongan a los oyentes, mejor.
Ya sabéis, si tenéis alguna idea más que no haya comentado, sugeridla. Creo que la web de un podcast es como la carta de presentación del mismo. Un currículo actualizándose con cada episodio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *