Sobre la importancia de la difusión en el podcasting

¡Hola!

Lo primero de todo, me gustaría agradecer al equipo de La Podcastfera la posibilidad de poder publicar en este rincón de encuentro para los aficionados al podcasting. Se agradece mucho el trabajo.

En mi calidad de oyente, a veces escuchante y podcaster, me gustaría hacer un pequeño análisis (susceptible de debate, por supuesto) de uno de los puntos más importantes del podcasting, que es sin duda la manera que tenemos de llegar a quienes nos acabarán escuchando y la importancia que tiene este aspecto, que no todo el mundo sabemos apreciarla y/o utilizarla. Como he oído varias veces (y estoy completamente de acuerdo, quitando los matices), la vía que tiene un podcast para dar paso a ser escuchado es el spam. Y no tratemos el spam como una publicidad masiva, pesada e incluso ofensiva, sino como una manera de que los interesados puedan estar al tanto de lo último que publicas en todo momento y de una forma fácil.

Pues bien, aunque parezca coser y cantar eso de hacerte una página en Facebook, una cuenta en Twitter, las enlazas con tu cuenta de Ivoox, y todo el trabajo se hará por sí sólo… nada más lejos de la realidad. Muchos, muchos, cantidad de podcast con una calidad genial y un contenido seguramente a gusto de muchos, no llegan a mucha gente por no gestionar bien su publicidad y sus medios de difusión, así como el caso contrario. Quepa decir que ni soy un experto en Social Media ni seguramente lo seré nunca, pero muchos hemos aprendido (a las malas, todo sea dicho) que hay algunos patrones muy beneficiosos para poder llegar a más gente, y personalmente me gustaría compartirlos tanto con aquellos que igual van un poco cojos en este aspecto, como con los que estén pensando en meterse de lleno en el mundo de la creación de podcast.

El primer punto, y uno de los más importantes, es la constancia. Todos los días, y recomendablemente varias veces al día, tienes que hacer algo para que se te vea, y por varias razones: la primera de ellas es que, aunque parezca mentira, el “oyente medio” te olvidará rápido, y si en un periodo de dos semanas o un mes no das señales de vida, es muy fácil que piensen que ya lo has dejado; la segunda se basa en cuestión de horarios. No todo el mundo visita Twitter o Facebook a la misma hora, si lanzas un mensaje a las 17:00 y un oyente echa el rato en sus redes sociales a partir de las 20:00, es posible que ese mensaje nunca llegue a verlo.

Otro punto a considerar es el tono. Es importante que los mensajes que lances reflejen el carácter de tu podcast y que sigan una línea similar. Es imprescindible que mantengas la neutralidad a la hora de escribir un mensaje y no lo escribas con un deje dramático o triste porque tu novia te ha dejado, por poner un ejemplo.

Un consejillo que me permito añadir es exclusividad, ¿y a qué me refiero con esto? A que una persona te seguirá por una red social si ofrecer algo que le gusta, pero seguramente no lo haga en otra red social si ofreces exactamente lo mismo. Creo que es inteligente saber administrar algunos contenidos “extra” que inviten a tus seguidores a estar pendiente de varios lugares, pero eso sí, sin obligar. Con esto quiero decir que no sean cosas imprescindibles, simplemente algunos aspectos que puedan gustar o no. Detalles, básicamente.

Como fin a todo esto, un requisito indispensable es echarle algo de tiempo. Para todo esto se requiere menos del que parece, pues gracias a varias plataformas de Social Media gratuitas que te ayudan a gestionar tus redes sociales puedes programar mensajes con toda la antelación que tú quieras y sin que sea necesario estar frente al PC o el teléfono móvil en todo momento.

Espero que esta breve guía en líneas generales resuma la importancia que tiene el mensaje que mostramos para que la gente nos escuche. A fin de cuentas, es lo primero que van a leer. Y si no sois exageradamente vagos, estoy seguro de que dedicar algo de tiempo a esto os será muy fructífero.

Acerca del autor:

Nadie en especial. Síguele en Twitter / Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *