Ese pasotismo en el podcasting

Pasotismo en el podcasting
Después de más de siete años observando la podcastfera española desde todos los frentes, conociendo a la gente (virtualmente y en persona) y observando cómo ha ido avanzando todo, sigo apreciando pasotismo en el podcasting. Ojo, que no en los podcasts. Lo explicaré extensamente, aunque seguro que se nota por donde voy.

Creía que estaba sólo durante mucho tiempo en la cruzada de intentar difundir el podcasting. Un contenido cultural que es fácil de acceder y de una gran calidad, si se sabe escoger. Un contenido creado por hobby en su grandísima mayoría en este país. Vamos, “por amor al arte”. Es un placer para todos según parece. Bien. Desde aquel boom del 2009 (donde comenzó la fiebre podcastera verdaderamente) hasta el día de hoy, todo ha ido a mejor. Más y mejores podcasts donde elegir, asociaciones que se unen para impulsar este medio de comunicación, jornadas locales y regionales donde poder compartir en carne y hueso esta afición (ya sea desde el micro o desde los auriculares). Genial. Un ejemplo del avance, aunque a muchos les parezca faranduleo, son las Jornadas de Podcasting ó JPOD. Esos eventos anuales que se llevan celebrando desde 2006 y que han evolucionado excelentemente a lo largo de sus ocho ediciones. Y no en cuanto a calidad de instalaciones o recursos. Si no en calidad del grupo que forma la podcastfera española. Siempre lo diré: merece la pena.

Sin embargo, el ocio lleva inevitablemente al pasotismo. Un pasotismo que, en 2009, era muy tolerable. Los medios y las tecnologías de las que se disponía dificultaba todo. Tenías que ser un bicho raro para conocer el podcasting. Casi cinco años después, esto es otra historia. Todo aficionado al podcasting, consumidor o creador de podcasts, va con un móvil que es un centro multimedia. De mayor o menor calidad, pero se dispone de ello. Y se nota que la gente sabe compartir. Hasta el más desinteresado por la tecnología. El ejemplo está en la red social del señor Zuckerberg. Aunque no se comparta demasiado los capítulos de podcasts, al menos potencial ya hay.

Volviendo a la celebración de las JPod, todos los años noto lo mismo: pasotismo, quejas, pasotismo, quejas…bla bla bla. Y cada uno con su micro y auriculares. ¿Os habéis dado cuenta hasta ahora me refiero a que “la podcastfera” son tanto consumidores como podcasters? Es para tenerlo clarito. Total, que siempre se arma revuelo por polémicas y no por lo que realmente mola/importa: difundir el podcasting. Porque saber de uno u otro tema que se desconoce, estar al día de noticias, destapar verdades, comunicar experiencias…etc., eso es podcasting. Los 365 días del año. Se puede consumir sólo una o varias temáticas. Encasillarte en comunidades. Pero sin darlo a conocer, poca motivación habrá para seguir creando contenidos. Motivación. Que no “ego”. ¡Hey! Que los oyentes, escuchas, consumidores de podcasts somos los primeros que debemos dar ejemplo con ese feedback con los podcasters tan valorado. Porque los podcasters aprecian mucho que alguien de fuera de su entorno opine y comente lo que le parezca. Siempre sin cruzar la delicada línea del desprecio. Que somos seres humanos y lo malo, por mucho que digan, duele si se dice en el sitio equivocado o de la forma equivocada.

Todo esto puede llevar a la fácil conclusión que disfrutar del podcasting es una vía de escape que se guarda como un tesoro. Muy personal. Individual. ¿Friki?. Parece que da miedo decir a la gente que te gustan los podcasts y que otros medios como la TV son mierda. O puede también que siendo una esfera de baja consideración en la red de redes haga que la comunidad de la podcastfera se refugie en ella misma impidiendo también la difusión. ¿Será una combinación de todo?. Eso dejando a un lado la labor de los medios de comunicación actuales como la radio que tienen al podcasting como tabú, pero no sus podcasts (aunque renieguen utilizar la palabra p o d c a s t).

Todo tiene su miga. Pero ¿se quiere ser pasota o es algo que no se da cuenta la gente (lo cuál me preocupa y decepciona a partes iguales)?. Pondremos un ejemplo muy reciente: la pasada maratón de apoyo a las #Jpod14Bar. El objetivo era recaudar fondos para la celebración de las jornadas. Se quería intentar llegar a los 2000€ que cuesta el alquiler del local en Barcelona. Era una iniciativa novedosa. No por la recaudación, tipo crowdfunding o micromecenazgo, sino por mover a la masa de la podcastfera durante 5 horas para apoyar las Jpod14. Unas Jpod que parecían irse a pique por no presentarse candidaturas en los plazos indicados. Jornadas que se montan igual que la mayoría de los podcasts: por amor al arte. Pues bien, la red social por excelencia en el podcasting es Twitter. Una red rápida en la que prima el momento. En esa ocasión, el momento duró 5 horas. En su momento se publicaron unas métricas que dejaron mucho que desear. La verdad es que es una pasada que se consiguiera el reto. Increíble. En serio. Increíble no por las donaciones, sino por la difusión del evento. Un evento que no se iba a hacer más que una vez. Dejemos el dinero de lado. Sé que es difícil. Pero ¿tanto esfuerzo era difundir la maratón un domingo por la tarde?. Un toque en el botón de retweet ó gastar 20 segundos con un tweet original promoviendo la escucha. Es que es curioso como se oyen y leen comentarios sobre el tema de las JPod durante días, meses y llega el momento y… tuve una sensación de vacío. Que está bien conocer todas las chorradas que se pueden hacer con los móviles, pero podrían aplicarse para algo en condiciones una vez al año. No digo que se hubiera recaudado un millón de euros. Pero sí hubiera sido un puntazo que las palabras podcast, podcasting, jpod llegaran a más gente. Era un buen momento.

Menos mal que me he rodeado muy bien de gente que es todo menos pasota. Cosa que entusiasma y motiva. Gente que seguro me leéis con cierta asiduidad. Y merece un respeto E N O R M E. Aunque esa inmensa mayoría sigue igual. Excelente reflejo de la sociedad. Qué curioso.
En fin, yo seguiré en mis trece apoyando esto. Desde los auriculares o desde el micro. Da igual. Incluso lucharé para que llegue el momento en el que podamos escribir un hashtag del tipo #DíaMundialDelPodcasting. Sólo espero que ese pasotismo no me invada nunca.

Acerca del autor:

. Síguele en Twitter / Facebook.

21 comentarios en “Ese pasotismo en el podcasting

  1. Obras son amores que dice el refrán. Más o menos ya sabemos todos con quién de nuestro TL se puede contar para determinadas cosas y con quién no. Sentirse decepcionado o no depende directamente de las expectativas que tenga cada uno. Para mí el maratón fue un éxito, pero te entiendo perfectamente.

  2. DoctorGenoma, eres “la pasionaria” del podcasting… No, ahora en serio.

    A la gente le gusta grabar y escuchar podcast; pero como tú bien dices, había (y hay) muchas quejas por ahí sobre el tema de las JPOD; hubo gente que propuso que éste año no se hicieran “para dar un respiro” o para que se calmaran los comentarios… Quizás por eso no hubo la difusión que se esperaba, porque, a pesar de que les guste el podcasting, no les apetecía unas JPOD. Menos mal que muchos no pensamos así, y nos hace ilusión reunirnos para hablar de lo que nos gusta y desvirtualizar a gente con la que tratamos por las redes sociales, e-mails, podcasters a los que escuchamos, etc.

    Tranquilo, que no siempre será así.

    • Jajaja. Ya me conoces, Erika. Como un día de estos saque mis herramientas genómicas, me fulmino a varios XDD. Ese pasotismo viene tanto de los que no les interesa como de los que se pasan tiempo tocando las narices y luego “rien de rien”. Ni en sus podcasts ni en sus “Twiskers”, parafraseando a Sam Danko.
      Muchas gracias por tu tiempo. Un abrazo ;D

  3. Buenas noches caballeros, mis compañero y y llevamos un año y medio haciendo podcast y yo me considero un novato dentro de este mundo. Pero me gustaría compartir con vosotros mi opinión. El uso del podcast como medio de comunicación es la manera mas amigable y cómoda de transmitir las opiniones e información de aquello que más nos gusta, sin la necesidad de querer algo a cambio, y lo más importante de todo, lo escuchas cuando y donde quieres (puedes). El simplemente hecho de ver favorito en twitter, un comentario en iVoox o un apoyo de algún otro podcast, ya nos saca la sonrisa como la de un niño con un caramelo.
    Poco a poco hemos ido creciendo en oyentes, y uno de mi objetivos no esta muy distante del tuyo, conseguir que el mundo del podcast coja nombre, que sea algo más que una “frikada”. Esta claro que la unión hace la fuerza, pero es difícil poder entrar todos en una misma tónica, sobre todo cando nos separan cientos de kilómetros o ni siquiera nos conocemos. Siempre va haber gente con mas dedicación que otras, ya sea por falta de tiempo o de interés… pero para eso esta internet, se puede conseguir.
    Resumiendo, no todo esta perdido, cada vez hay gente nueva con nuevos podcast y gente dispuesta a mejorar y darle un toque nuevo, y los “maestros” siempre serán los sabios con los mejores consejos.
    Un saludo y siento el parrafazo.

    • Perdido, para nada. La verdad es que “la podcastfera” está infinitamente mejor que años atrás. Es un orgullo y somos un ejemplo, aquí en España, para nuestros compañeros iberoamericanos. Este post ha sido como una colleja para algunos que espero se sientan aludidos si les llega y puedan redimirse en tiempos venideros.
      Todo un placer que te explayes de esta forma. Siempre tendrás espacio para todas las palabras que estimes oportunas. Un abrazo ;D

  4. Personalmente creo que el pasotismo en el podcasting se debe a que, como ha dicho Sam Danko muchas veces, hay una falta de compromiso generalizada. Falta de compromiso en el sentido de que la mayoría de los podcasters se toman esto como un pasatiempo. “Si grabo, bien, y si no, tampoco pasa nada”, “si se oye al perro ladrar de fondo o a las ambulancias pasar es igual, porque total, yo no saco nada con esto y para qué me voy a molestar en editar o en controlar que no haya ruido cuando grabo”, “yo es que grabo podcast, pero no escucho podcast”, “a mí los oyentes no me pueden exigir nada porque no me pagan nada”, “es mi podcast y me lo follo cuando quiero” y así una retahíla bastante extensa de frases repetidas miles de veces por muchos podcasters. Con ese nivel de compromiso es imposible conseguir llevar el podcasting a otro nivel. No hablo ya de monetizar (que me parece imposible), hablo de llevarlo a un nivel de difusión más amplio. Si la gente se toma sus propios podcasts, en los que invierten tiempo y (mayor o menor) esfuerzo como si fueran un pasatiempo casual, como si fuera jugar al Risk ¿Cómo podemos pretender que luego la gente que no conoce este mundo nos tome en serio?

    Y en lo tocante a los oyentes, personalmente pienso que muchos no promocionan el podcasting por vergüenza. Vergüenza en el sentido de “¿cómo le voy a poner yo esto a mis padres/amigos?”. En el último Juernes de podcast se dice una frase que para mí es muy significativa. El invitado (que siento no recordar el nombre) dice que es una pena que Jorge ya no haga el podcast del búho porque era un podcast muy bueno para introducir a gente en el podcasting. Era breve, ameno y con contenido relevante e interesante. Eso es lo que yo llamo “un podcast que yo le presentaría a mi familia”, un podcast que no me da miedo recomendar porque sé que tiene altas probabilidades de gustar o, por lo menos, de no desagradar. Siento decir que hay muchos podcasts que no tienen esas cualidades y creo que sus oyentes los consumen, porque a ellos les gustan, pero que no sienten confianza en el “producto” como para recomendarlo. Es un poco lo mismo que con los “guilty pleasure” en el mundo de las series. Son series que yo veo, porque a mí me gustan, pero que no me atrevo a recomendar por miedo a que me digan que valiente mierda veo.

    Creo que ese es un poco el quid de la cuestión. Si nosotros mismos (y me incluyo) no asumimos un compromiso serio con los podcasts que hacemos con nuestro tiempo y esfuerzo ¿cómo vamos a pretender luego hacer cosas en conjunto?. Si la gente no se implica con sus propios podcast ¿cómo se van a implicar en montar unas JPod o en el funcionamiento de una asociación?. Ya me parece casi milagroso que se pueda montar algo conjunto de vez en cuando.

    • Tremenda disertación, Pixelier. Yo soy de esos raros a los que les gusta hacer las cosas bien. Y mejorarlas la próxima vez si no han salido como he querido o como podrían haber salido dadas las circunstancias al hacerlas. Me suelen llamar “perfeccionista” aunque a mí me gusta más decir que me esfuerzo. Un esfuerzo que, aunque te des batacazos, satisface. Por eso no veo que un pasatiempo derive en pasotismo. Más aún si dices que te gusta mucho hacerlo (cosa típica de los pasatiempos).
      Como muy bien comentas, el mostrar a la gente tus “guilty pleasures” puede acongojar. Pero en la podcastfera existen muchos pero que muchos programas que no tienen que ser catalogados como guilty pleasures. Incluso tus amigos suelen tener unos gustos similares. No todos. Pero suele pasar. En mi caso, aún no he tenido rechazos por los podcasts que he recomendado. Incluso algún “guilty pleasure” pero que, por su contenido en un momento determinado, ha calado en otra persona que podría rechazarlo de primeras (o eso pensaba).
      Lo que sí que está claro es que si muestras que te lo pasas pipa haciendo o consumiendo algo (hablo de podcasts y no de otras drogas ;)), al final la curiosidad hace que te pregunten ¿qué es eso de los podcasts?.
      Todo un placer haberte leído este comentario. Una declaración en toda regla reflejo de una amplia mayoría. Si a compromiso le añadimos la palabra orgullo, lo petamos. Un abrazo, Dani ;).

  5. Ahora que leo este post me doy cuenta que hace muchos meses dejé, en el mundo real, de explicar/promocionar/comentar que hago un podcast. Y en mi Facebook personal, en el que básicamente tengo agregadas personas con las que interactué alguna vez en persona, también lo dejé de comentar.

    ¿Por qué? Imagino que es por lo que dices Doctor, por la frialdad o por la cara que ponen los interlocutores y que refleja algo así como: “pobre, este ya se volvió loco del todo”.

    En fin, un asunto interesante …

    Un abrazo

    • Hola Esteban. Se nota que los podcasters reciben esa frialdad (o pasotismo también) por parte de los que los rodean. Pero te aseguro que la creación de contenidos es así. Lo bonito e interesante es estar orgulloso por lo que se hace. La frialdad es más bien falta de inquietud. Y ante eso poco se puede hacer. Pero eso no significa que haya muchas joyas inquietas por el mundo.
      Muchas gracias por el comentario 😉

  6. Muy buenas; al hilo de lo que comenta Esteban, la mejor forma de difundir estos contenidos que algunos nos cautivan es lo que llamo “ser pesao”, buscar el momento crear situaciones para hablar de esto que nos gusta, todos lo hacemos con algún otro tema/entretenimiento ¿por qué con los podcast no?; tenemos a mano varias herramientas que nos sirven de apoyo, como nuestras cuentas en redes sociales usemoslas también , esto provoca por lo menos curiosidad en nuestro entorno por nuestra afición.
    Bien es verdad que mi situación personal me ha sido más sencillo “acostumbrarme” a decir, charlar en defitiva DIFUNDIR el podcasting ó el podcast; tengan en cuenta que generalmente lo realizo con público/gente que no conozco absolutamente de nada y les puedo asegurar que si, al principio era un poco “cortante” (no vergonzoso), este ejercicio les aseguro que al realizarlo de forma constante y continuada ha pasado a ser hábito y, este hábito da sus frutos.
    Ánimo a podcadters y aficionados a su escucha a realizar este ejercicio y verán, verán como todo cambia
    Muchas gracias y cordiales saludos a todos
    @podtaxi

  7. NO puedo estar más de acuerdo con este artículo.
    Hace apenas un año que empezamos con esto del podcast y cada mes dedicamos varias horas con la máxima ilusión, porque nos gusta. Como podcaster noto ese pasotismo del que hablas, tanto en mi mismo, a pesar que intento ser activo en las redes sociales (sobretodo Twitter), hay momentos que no tengo ni idea cómo darnos a conocer y, hablando de las jornadas del podcast, nosotros no hubiesemos podido participar debido a que dos no residimos en España pero retwitearlo no nos hubiera costado nada. También noto el pasotismo en el fan, tal como dices, es raro que alguien te felicite por el tiempo empleado (sobre todo cuando se empieza) y eso puede acabar decepcionando un poco porque no se sabe si el podcast llega realmente a la gente (cosa importante, aunque se haga con cariño, si no hay público se acaba tirando la toalla).
    EN fín, por nuestra parte intentaremos luchar contra ese pasotismo, siendo más activos en cuanto a eventos del podcasting y creando mejor contenido para acabar con el pasotismo del oyente.
    Un abrazo.

  8. Como decía @davidarribas en una entrevista, el oyente de podcasts es un tipo particular de oyente que hay que diferenciar de medios similares tales como la radio. La gente que escucha la radio, por lo general, lo hace por tener un ruido de fondo (música, noticias, etc.) mientras hace otras cosas, algo así como un oyente pasivo; el escuchante de podcasts sin embargo ha buscado ese episodio en concreto porque quiere escucharlo, le interesa y lo busca en la red para descargarselo.

    Nos guste o no, hay pocos escuchantes (no solo de podcast) entre el publico potencial, por lo que habrá poca gente que nos busque y nos de una oportunidad.

    Dicho esto, creo que el hacer campaña a favor del podcasting es algo bonito, pero no creo que el pasotismo sea la causa principal de que eventos como las JPod casi no lleguen a celebrarse; creo que la causa principal es que el podcast interesa a “cuatro gratos”, y muchos podcasters (por no decir todos) lo saben; ser consciente de esa realidad hace que haya mucha gente que se lo tome de una forma mas “relajada”.

    • Lo explicado en el post da por sobreentendido todo lo que comentas. Date cuenta que la experiencia nos avala a muchos que estamos siguiendo el podcasting desde hace años. Volviendo al meollo de la cuestión, en realidad el artículo no iba dirigido a un pasotismo que desencadene la celebración o no de las JPod. Me refería a que, en un evento tan puntual y exclusivo en un día de ocio para la mayoría, su difusión fue paupérrima. Y aún así se consiguió el objetivo. Los escuchas tienden a ser pasivos porque les interesan los contenidos y no los saraos en el mundillo del podcasting. Pero debió haber más participación de gente “con llegada”. De ahí el pasotismo en el podcasting. En su difusión.
      Un saludo y gracias por el comentario, Sr. Brutal ;D

  9. Bueno, aquí mi humilde opinión: Resulta y resalta que tengo algún tiempo de “Podcaster” y como tal he pasado por varias etapas, como la de los primeros años cuando se grababa con una calidad pésima, no muy buenos contenidos o participaciones, pero cada descarga y comentario VALÍAN ORO 🙂
    y pues, te animaba a echarle mas ganas, mas seguido, conseguir un mejor mic. soft, herd, etc. etc. Y ni hablar cuando conocías a otros colegas y ellos participaban en tu pod con audios cortos, saludos y mejor aún, en un pódcast entero y por supuesto tú podrías inter actuar en el suyo. ERA LA OSTIA! 🙂
    Pero, que pasó después… Los pódcast eran cada vez menos frecuentes (escuela, trabajo, novia, deporte…) en fin la “vida real” y esto le pasaba a muchos colegas, otros dejaban de tajo sus proyectos, las descargas mermaban, no encontrabas nuevos proyectos y pasaba lo inevitable, PONÍAS FIN A TU PÓDCAST. Y no siempre por falta de tiempo (como me pasó a mi), si no que te deslumbraste con algo similar y creíste poder con el paquete (al fin, ya eras todo un Pordaster Con Experiencia) Ja! y de nuevo la realidad y la falta de tiempo (entre otros nuevos compromisos ineludibles) te hicieron CLAUDICAR.
    Pero echando otro vistazo a “La Podcastfera” te diste cuenta que esto no estaba muerto, que siguen y siguen y siguen existiendo otros tantos LOCOS que tienen ese deseo de EXPRESAR SUS IDEAS, sus gustos, sus hobbies, recetas, quejas, logros, y un infinito etc. etc. Y que en la medida de su difusión y mejores contenidos (en calidad y temas de interés) EL PODCASTING SEGURAMENTE TENDRÁ EL LUGAR QUE SE MERECE EN ESTE MUNDO (y me refiero al mundo real) y apoyo la idea del #DíaMundialDelPodcasting y anteriormente propuse el día que se conoció el pódcast como tal (aunque realmente no se sabe a ciencia cierta que día fue) Si hay que juntar firmas o votos YA TIENEN EL SEGUNDO (el primero es del autor de este post) 😛
    Así que: AGÁRRENSE que aún hay intruzo99 para rato! 🙂

    P.D. Que le voy hacer soy “PODCASTER”

  10. Perdón por el retraso en comentar, acabo de topar con el articulo justo ahora de rebote…

    No te quito la razón querido Doctor, pero de la misma manera me parece un texto algo injusto para los que dedicamos doce horas al día, seis días a la semana a los podcast. Personalmente las audiencias triplican las conseguidas en el 2012, acabamos de grabar un anuncio que se vera en televisión & cines para promocionar el show, llevamos tres meses trabajando con el Grupo Z & otros grandes grupos de comunicación, etc. En julio recibimos tres grandes ofertas (rechazadas) de tres grandes emisoras de FM & en la actualidad llevamos dos reuniones (una en Barcelona & otra en Madrid) con posiblemente la empresa líder en radio del país. Todo eso sin nombras ingresos por publicidad, premios & presencia en redes sociales. Dicho todo esto quiero resaltar que al volver de las reuniones en Madrid vimos que hay dos “esferas podcast” en nuestro país, la primera es la que se autodenomina como tal & anda metida en jornadas, premios, etc. Esa es la que no avanza, la que no crece & deduzco la que se merece el articulo. Luego hay otro grupo que no actúa como tal, con cientos de podcast que no forman parte de ningún colectivo & no charlan entre ellos en redes sociales. Esos son los que cada día prosperan mas, muchos de ellos incluso ganan dinero & algunos incluso importantes premios.

    Vamos, que hay dos realidades paralelas de podcasting en nuestro país, una crece & la otra no. Me podría extender horas en este texto, pero como el 99% de los que lo leerán forman parte del grupo que no avanza, mejor no malgastar teclado. Cierro diciendo que menos “comisiones obreras del podcasting” & mas caminar hacia delante. Esta demostrado que mercado hay, audiencia & dinero también, pero no por el camino del borrego llorón.

    Ah, antes de que contestéis una sola linea para ponerme verde, si tenéis algo que aportar podéis hacerlo en Twitter & sin anonimatos. Si lo hacéis en esta web, dudo que lea vuestra respuesta en bastantes meses. No malgastéis bilis. ¡Saludos!

    • Gracias por dedicar un rato de tu poco tiempo en este extenso comentario, Alex. No veo injusticia alguna en el post. Da igual la esfera de podcasts. El pasotismo es el mismo. Que no quiere decir que se sea poco activo en cada proyecto. Queda bastante claro en el primer párrafo.
      Después de tu disertación sobre vuestro trabajo, es interesante cómo separas de la podcastfera a los oyentes en cuanto a comunidad. Que, desde tu posición, es lógico puesto que son blanco de empresa. De esta forma el pasotismo se vuelve interesado. Cosa que no resta profesionalidad. Pero bueno, de marketing no iba el tema. Y sí, repito, existe un pasotismo por el podcasting y que no significa que lo haya ante los proyectos en formato podcast.
      Como mi hígado está perfecto y los niveles de mi vesícula biliar son correctos, esta respuesta no ha ocasionado trasiegos en mi salud…ni un Twitlonger “capado”. Un saludo.

  11. Hay un grupo cada vez más extenso de personas que gracias al podcasting y de forma desinteresada han introducido el podcasting en España y lo están manteniendo vivo gracias a su dedicación. Pero ¿corresponde a ese grupo de personas llevar el podcasting a otro nivel? Mi opinión es que no. Veremos crecer el podcasting, probaremos nuevas herramientas, experimentaremos con los formatos y estaremos allí para la gente que quiera disfrutar de una experiencia “podcastil” parecida a pasar un rato con los amigos. Pero llevar el podcasting a otro nivel significa llegar a mucha más gente, con formatos más elaborados, informaciones más contrastadas y un paso adelante en la calidad y en el compromiso. La diferencia está entre el amateurismo y la profesionalización. No se trata solo de grabar cuando tienes un momento, con lo que sepas o lo que tengas a mano. Ninguna de las dos opciones es mejor que la otra, pero están evidentemente distanciadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *