El coche y el audio

Esto va a ser una pequeña entrada dedicada al tema tan cuidado por unos y tan olvidado por otros: el audio y sus niveles. Y añadir el coche tiene su explicación: es la herramienta perfecta para saber que un podcast está con un buen audio, basta con subirse a un coche (da igual el modelo…bueno, igual necesitamos que soporte cierta tecnología ;-D) y ponerse a escuchar un programa cualquiera. Eso sí, hacedlo en un trayecto más o menos largo para mantener una cierta velocidad y que el sonido ambiente producido sea más o menos constante. Pues bien, en esas condiciones se puede medir muy bien los niveles de audio y conocer si se necesitan arreglos al respecto. Y en esto sí que hay grandes diferencias entre los podcasts amateurs y los provenientes de la radio.
Ya se que me estoy volviendo pesado con el tema del audio, pero es que es crucial. Así que, animo a cualquiera que quiera comprobarlo que se suba a un coche y ponga un podcast, mantenga el volumen del aparato y una velocidad más o menos constante. Se nota todo. Desde los cambios en los tonos del locutor a las bruscos cambios entre componentes y también entre las secciones del podcast si tuviera. Vamos, que es un “podcast tester” perfecto.
Hacia mucho que no opinaba al respecto y es que, con tantos podcasts nuevos que están saliendo…puff!…no damos abasto, oigan.

Imagen de cabecera del artículo obtenida de olafmooij.com